Loading ...

Loading ...

SANANDO DESDE EL CORAZON

"Es en la humildad donde encontramos el poder para llegar a todos"

El Golpe avisa

“No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores”

Mahatma Ghand

Cada vez, encontramos mayor documentación sobre la relación existente entre el cuerpo, la mente y el alma. Igualmente se demuestra constantemente de manera científica, la relación de los diferentes sistemas del cuerpo. Se hace referencia a ello utilizando diferentes nombres, más lo importante es que se comprenda que cuidando al alma se pueden solucionar problemas del cuerpo. Y que cuidando el cuerpo se pueden prevenir enfermedades y hasta sanar las ya existentes.

Para cuidar el cuerpo físico hay tantas técnicas y recomendaciones que yo invitaría a los lectores a revisar  la información existente en el mercado, hasta encontrar la que se adapte a sus gustos y necesidades. Lo que si sugiero, es no dejarlo para luego y establecer cuanto antes, una rutina adecuada tanto de trabajo físico como de alimentación, para así obtener los beneficios posibles y prevenir cualquier inconveniente.

No creo en excesos al practicar algún ejercicio o trabajo físico. Esto traería tantos  problemas como ignorar la existencia de los mismos. Creo en constancia y en responsabilidad. Creo en atender a nuestro propio cuerpo, quien es el mejor señalador de lo que nos conviene o no. Cuando digo esto,  me refiero justamente al título que le he dado a esta sección: “El golpe avisa”.

Cuando no se toman prevenciones, ni se lleva una vida equilibrada, se tiene que recurrir a la medicina para sanar los males que pudimos evitar.
Recuerdo esa frase “el golpe avisa”de cuando era niña, decían que cuando algo no andaba bien dentro de nosotros, el cuerpo lo expresaba de alguna manera.

La tendencia general es no escucharlo. Sentimos cuando comemos algo y nos cae mal. Nos vemos en el espejo cuando nos falta o sobra peso. Conocemos la importancia de llevar oxígeno a nuestro cuerpo y no lo procuramos. Observamos que quienes practican ejercicio adecuadamente llevan una vida más sana, mas seguimos repitiendo las rutinas de costumbres sin tomar en cuenta los signos o síntomas que apreciamos. En general no se toman prevenciones, ni se lleva un vida equilibrada, sino que cuando ya es tarde, se tiene que recurrir a la medicina para sanar el mal que se haya presentado.

  • Recomiendo estiramientos, caminatas, bailar, y también masajes que ayuden a disminuir el stress. Realizar alguna actividad al aire libre es indispensable, no sólo para el cuerpo sino para el alma. Cada quien debe ser responsable del tipo de actividad que elija y el tiempo que dedique a la práctica de la misma. Hay para todos los gustos y edades. Igualmente se debe ser cauteloso con la elección de la persona que se escoja para recibir el tratamiento corporal.
    Además de las actividades físicas, es importante encontrar tiempo en soledad. Seis minutos, 3 veces al día, pueden producir un gran cambio en nuestras vidas. La mente necesita descanso y el ser humano necesita conectarse con sí mismo, dejando a un lado la actividad a la que nos dedicamos. Hay quienes no establecen  diferencia entre trabajar, comer, divertirse o descansar. Pasan de una actividad a otra sin ni siquiera darse cuenta de lo que sienten. No aprecian lo que les rodea ni lo que tienen, tampoco a quienes comparten partes de sus vidas. Viven un caos, que crece día a día.

Me hago constantemente esta pregunta: Que pasa que tanta  gente rechaza técnicas sencillas que no producen daños colaterales, sólo por no investigar y experimentar algo diferente? En cambio, aceptan utilizar cualquier medicamento, que quizás les produce una mejoría momentánea, pero que con seguridad tiene algún efecto secundario.
Voy a regalarles un correo que algunos probablemente igual que yo ha recibido.  Información importante escrita de forma graciosa.

Recuerden que el cuerpo se mantiene sano al estar expandido y que se contrae con el estrés diario. Al contraerse impedimos que las funciones corporales se desarrollen normalmente. Busquen mantenerse expandidos y disfruten cada minuto como si fuera el último. ¡Es posible!!!!

Recibí ésto sin autor…

  • Un resfriado ocurre cuando el cuerpo no llora…
    Un dolor de garganta aparece cuando no es posible comunicar las aflicciones…
    El estómago arde cuando la rabia no consigue salir…
    La diabetes invade cuando la soledad duele…
    El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta…
    El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan….
    El corazón renuncia cuando el sentido de la vida parece terminar…
    La alergia aparece cuando el perfeccionismo es intolerable…
    Las uñas se quiebran cuando las defensas están amenazadas…
    El pecho aprieta cuando el orgullo esclaviza…
    La presión sube cuando el miedo aprisiona…
    Las neurosis paralizan cuando el “niño interno” tiraniza…
    La fiebre sube cuando las defensas detonan las fronteras de la inmunidad…
    ¿Y tus dolores callados? ¿Cómo hablan ellos a tu cuerpo?

Elige qué hablar…con quién hacerlo… dónde, cuándo y cómo! Solo los niños cuentan todo, a cualquier hora, de cualquier forma….

Elige a alguien que pueda ayudarte a organizar las ideas, a armonizar sensaciones y a recuperar la alegría. Todos necesitamos saludablemente de un oyente interesado… Pero todo depende, principalmente, de nuestro esfuerzo personal en que se produzcan los cambios que deseamos para nuestra vida… “

El cuerpo nos señala de diferentes maneras lo que nos estamos negando a aceptar y a ver.

hearts4


2 Comments.

Leave a Reply